Acerca del eje flexible

Un eje flexible, a veces llamado cable bowden, trasmite movimiento rotatorio de forma muy similar a un eje sólido, pero puede dirigirse por encima, por debajo y alrededor de obstáculos que harían impráctico el uso de un eje sólido.   Un “Ensamblaje de eje flexible” consiste en un eje rotatorio (a veces llamado núcleo) con conectores finales para anexarlo a las partes unidas impulsadas e impulsoras.  Cuando es necesario se usa una carcasa externa protectora.  Esta carcasa tiene sus propios conectores, llamados casquillos, que la mantienen estacionaria durante el uso.

Un eje flexible es un modo muy efectivo de trasmitir movimiento rotatorio y es más eficiente que las juntas universales, engranajes, piñones y cadenas, o correas y poleas.  Habitualmente es de menor costo que esos otros dispositivos y ofrece el beneficio adicional de compensar las desalineaciones de un sistema, lo que puede reducir grandemente los costos y tiempo de ensamblaje.

Una de sus principales usos durante el siglo veinte fue en los cables automotores del velocímetro (cables de velocidad) y los cables del tacómetro (cables de revoluciones).  Hoy sus usos automotores se centran en ajustadores de asientos y asientos con energía eléctrica.  Los usos aeroespaciales incluyen la sincronización y transmisión mecanismo de la reversa, dispositivos activadores de flapy slat, control de timón y numerosos controles remotos o desactivación manual de sistemas de desbloqueo ante fallas.  Tiene usos en protección tales como en los cobertores ópticos protectores para el manejo y sistemas de respaldo para que las operaciones puedan continuar en caso de fallas del sistema principal.  Otros usos van desde mecanismos de clasificación en fotocopiadoras y sistemas de proyección de películas en casa, pasando por equipos de preparación de alimentos y equipos médicos, hasta el control de la válvula del submarino nuclear.

Construcción del Eje flexible típico